La palabra del día

dsc_0731

Recordar

Los antiguos creían que los sentimientos residían en el corazón. Para Aristóteles, el corazón era el órgano fundamental del organismo humano, y el cerebro, apenas un mero coadyuvante. En esa época se creía que la memoria estaba alojada en el corazón; de ahí que los romanos emplearan la palabra recordari, derivada de cor ‘corazón’, que llegó a nuestra lengua como recordar. En el portugués contemporáneo, saber una cosa de memoria es conocerla de cor (etimológicamente, ‘del corazón’).

Si los sentimientos se alojaban en el corazón, nada más natural que, cuando dos personas se ponen de acuerdo, digamos que concuerdan o que acuerdan, con lo que el corazón ya está presente otra vez (del latín vulgar accordare). Y si no se ponen de acuerdo, decimos que discuerdan. En el español antiguo -y en muchas regiones, en el contemporáneo- acordar o recordar significaban ‘despertarse, volver en sí después del sueño’.

O site www.ecastellano.org  me envia a cada dia uma nova palavra. Achei essa explicação de recordar tão linda que resolvi comparti-la. A foto foi feita em Colônia, Uruguay.

1 Comment

Deixe uma resposta para nanda Cancelar resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *