Jorge Luis Borges en el escritorio de Paul Groussac. Foto de Sara Facio, 1965